miércoles

El lápiz

El lápiz no debiera dejar nunca
la mano del que escribe.
Ahora es un hueso suyo, un dedo suyo.
Y rasca como un dedo, agarra, indica.
Es una rama del pensamiento
y da sus frutos:
ofrece refugio y sombra

Valerio Magreli, Italia, 1957

2 comentarios:

deskarte dijo...

compltamente deacuerdo.
saludos

Sergio Sarachu dijo...

saludos a vos, que siempre que pasás aportás